Tu portal sobre Análisis de conducta, conductismo e interconductismo Última actualización: 01/01/2009
Pagina inicial Contextos

La técnica de extinción de la conducta:
No hacer puede ser importante
(1)

Alfonso Alcántara luis@conducta.org

Vivió una vez un gran guerrero. Aunque muy viejo, aún era capaz de vencer a cualquier contrincante. Su reputación se extendió ampliamente y muchos estudiantes se juntaron para aprender con él. Un día, un joven guerrero llegó al pueblo. Estaba decidido a ser el primer hombre que venciera al gran maestro. Además de su fuerza, tenía una habilidad asombrosa para encontrar y explotar cualquier debilidad en un oponente. Nadie había durado con él en un encuentro más allá de su primer movimiento. En contra de los consejos de sus preocupados estudiantes, el viejo maestro aceptó gustoso el reto del joven guerrero. Cuando ambos estaban listos para la batalla, el joven guerrero empezó a dirigirle insultos al viejo maestro. Tiró tierra y escupió en su cara. Por horas lo agredió verbalmente con todos los insultos conocidos por la humanidad. Pero el viejo guerrero simplemente se mantuvo en pie inmóvil y calmo. Finalmente el joven guerrero se agotó. Reconociendo que estaba vencido se alejó sintiéndose avergonzado. Desilusionados de que el maestro no hubiera peleado con el insolente joven, sus alumnos lo rodearon y le preguntaron. “¿Cómo pudo soportar semejante vileza? ¿Cómo hizo para ahuyentarlo?“Si alguien viene a tí con un regalo y no lo recibes, replicó el maestro: “¿A quién pertenece ese regalo?”

Muchos comportamientos descritos como negativos o perjudiciales se mantienen porque cumplen una función. Es el caso de las quejas que generalmente reciben mucha atención, se convierten en motivo de conversación, e incluso pueden ser utilizadas como justificación para escapar de nuestras obligaciones. Parece evidente que una de las vías posibles para desactivar su funcionalidad pasa por evitar que tengan ningún tipo de influencia sobre uno mismo y/o sobre los demás. En general, si quieres que una conducta que no te gusta aparezca con menos frecuencia o incluso desaparezca, la técnica de extinción puede resultarte más que útil. Si tu ex, a pesar de "haberle dejado las cosas claras", sigue llamándote, será un error responder; si quieres que aquel niño llorón del artículo que describía a los Reyes Magos como pésimos psicólogos deje de sollozar, tendrás que estar mucho tiempo escuchándole llorar sin hacerle ni p… caso; y si pretendes que el perro del chiringuito deje de deambular por el chiringuito tendrás que asegurarte que ningún cliente NUNCA le ofrezca restos de comida.

La extinción es una técnica infrautilizada porque exige mucha sistematicidad y paciencia por parte de quien la aplica, y sobre todo implica luchar contra la culpabilidad o la mala sensación que tiene uno al ponerla en práctica: cómo no coger el teléfono al pobre de mi ex; cómo no acurrucar a mi niño cuando llora, incluso cuando sé que sus lágrimas son instrumentales; y cómo no alimentar a ese can escuchimizado que me pone ojillos gato-de-Shrek. Pero cuidado, porque la alternativa, aunque es mucho más fácil de aplicar, genera efectos secundarios y mucha más culpabilidad, y encima es mucho menos eficaz: el castigo.

Así que ya sabes, si alguien te critica, te insulta o te apuñala, extínguelo con tu indiferencia. ;-) La extinción conductual está ocurriendo continuamente en nuestra vida personal o profesional, aunque no siempre seamos conscientes. Seguramente que muchas veces la has utilizado de forma expresa, ¿algún ejemplo personal? Tal vez RAIZEN quiera ser la primera en opinar porque suya es la historia-metáfora del guerrero, ¿no? ;-)


(1) Reproducido con permiso del autor. El original disponible en el blog de Alfonso Alcántara Yoriento:

DANOS TU OPINIÓN

Puntúa lo leído según consideres la información acertada, informativa y/o de interés.

Excelente Bueno Normal Malo Muy malo

¿Deseas hacer un comentario al respecto de lo leído?:

Título del comentario:

Introduce tus comentarios aquí debajo:

Nombre y correo electrónico (opcionales)

Nombre:

correo electrónico:

Por favor, enviadme la respuesta a mi dirección de correo electrónico

Artículos
Vida cotidiana
Preguntas y Respuestas

Biografías

Bibliografía
Humor
Enlaces
Quienes Somos
Editorial
Lista de Análisis de Conducta
Copyright Contextos:
aviso legal
Visión optimizada para pantalla 800 X 600.
Navegador: Internet Explorer 5.0
info@conducta.org